Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

CONSECUENCIAS DE LA DOLARIZACION

CONSECUENCIAS DE LA DOLARIZACION

Al dolarizar un país se toma el riesgo de sufrir las siguientes consecuencias: 1-Colocar la economía en franca dependencia del comportamiento de los ciclos económicos de los Estados Unidos. 2-Perder los beneficios por el señoraje, al traspasar a los Estados Unidos la emisión monetaria. 3-Crear las bases para promover una alta ingerencia norteamericana en los asuntos internos. 4-presiones especulativas sobrte las reservas internacionales que no desapareceran del todo. 5-se aumentaran las desigualdades con la economía del Norte, por las discrepancias en la producción, el intercambio comercial y la movilidad laboral. 6-El comportamiento de las variables económicas de Estados Unidos determinarían el comportamiento de la economía local. 7-La política económica oficial es cercenada, careciendo de instrumentos de apoyo, es decir, tendríamos una política económica minusvalida, etc.

Las características macroeconómicas de los países que registran mayores niveles de dolarización son muy similares, básicamente elevados niveles de inflación que han deteriorado la confianza en la moneda local. Adicionalmente, son países en los que se han emprendido programas de estabilización que inician con depreciación de la moneda local. Otro elemento presente en economías dolarizadas es la pérdida de la confianza en el manejo de la política económica. En base a un estudio realizado por el FMI (1997), se califica como una economía altamente dolarizada a aquella que registra una relación de depósitos en moneda extranjera sobre M2 mayor al 30%. Bajo esta definición, en América Latina los países con altos niveles de dolarización son Argentina, Perú y Uruguay mientras que México, con una relación menor al 10%, se considera una economía moderadamente dolarizada. Según el informe mencionado, Ecuador estaría clasificado como una economía con un moderado nivel de dolarización.

En América Latina la dolarización ha adquirido fuerza desde mediados de la década de los ochenta y, a pesar de la reducción de la inflación, este fenómeno ha persistido en el mediando plazo, lo que evidencia la falta de credibilidad en la conducción, manejo y gestión macroeconómica.


hola soy fausto morel

No estan claros los atribuídos beneficios sociales de la dolarización; más bien considero que éstos son nulos, escasos o tienden a agravar la situación.

Políticamente, lo que provoca es una renuncia a la soberanía nacional y un apoyo al Sector Privado para que desplace al Estado como motor de desarrollo y ente económico, para que cristalicen sus objetivos y dispongan a su antojo de todos los mecanismos y medios para perpetuar ese poder durante siglos.

En cuanto a la viabilidad en América Latina, son contados los casos en que se encuentra justificada la dolarización. En República Dominicana, al menos por ahora, no es viable. El momento no es propicio ni las condiciones están dadas para su implantación.

Reseña Historica Durante la última década se ha observado un significativo incremento en la presencia de moneda extranjera, principalmente dólares, en la economía ecuatoriana. Este proceso conocido como dolarización se presenta por diversas razones ; sin embargo, entre las principales cabe destacar los altos y volátiles niveles de inflación así como la incertidumbre que trae consigo la presencia de los distintos shocks exógenos que enfrenta el Ecuador.

En este sentido, si bien la dolarización depende de varios factores, se acentúa cuando los activos en moneda local pierden capacidad para mantener su valor real constante en el tiempo. Adicionalmente, el nivel de sustitución suele ser mayor mientras menor sea el costo de cambiar los activos de moneda local a moneda extranjera y si la moneda extranjera se acepta, con cierta facilidad, como medio de pago en la economía nacional.


Visita mi pagina web

Dolarización

Consecuencias

Mas sobre dolarizacion

Efectos


Puedes escribirme a mi dirección de E-MAIL: faustomorel@terra.com


© Copyright Fausto Morel - 2002